Mediación familiar: una buena vía para solucionar problemas

La Asociación de Apoyo Psicológico y Social a la Familia e Infancia (ASIP), que ofrece sus servicios en Boadilla desde hace 15 años, incorpora un nuevo
servicio de mediación familiar. Estará a cargo de Alfredo Muñoz Naranjo, juez durante 22 años y que en la actualidad es mediador, abogado y profesor de derecho procesal.

El divorcio no es un punto final en las relaciones personales cuando hay hijos comunes.A ellos hay que seguir atendiéndolos y decidir durante muchos años después sobre cuestiones básicas de su vida.Hasta ahora, cuando existía una situación de bloqueo de la comunicación entre las partes o dificultades en la toma
de decisiones respecto a la separación, la única solución era acudir a la vía judicial. Ahora bien, en palabras del exjuez, “situar el conflicto familiar en el juzgado supone plantearlo como una batalla en la que, paradójicamente,
nunca habrá vencedores”.

La mediación nace como una alternativa de eficacia probada frente a esa judicialización. El mediador no es un juez que impone soluciones a las partes,sino un profesional neutral cuya misión es ayudarles a conseguir acuerdos razonables por sí mismos mediante el diálogo y el consenso. El exjuez comenta que “estos acuerdos pueden ser homologados judicialmente
y tener los mismos efectos que una sentencia, con las ventajas añadidas de un menor impacto emocional y económico como el que tiene un procedimiento judicial”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s